Saltar al contenido

¿Cómo pueden entenderse el metaverso y Hacienda en la nueva economía digital?

Economía digital

La palabra “metaverso” ha venido ganando cada vez más popularidad y, recientemente, el primer metaverso español ha comenzado su propia etapa de comercialización. Como es de prever, en este mundo digital se esperan concretar transacciones comerciales que, en mayor o menor grado, pueden constituir hechos que pueden gravarse. ¿Quieres saber cómo puede funcionar la economía digital entre el metaverso y Hacienda? ¡Aquí te lo contamos!

¿Qué es el metaverso?

Antes de comenzar a entender cómo funcionaría la fiscalidad en el metaverso, es fundamental que entiendas en qué consiste. Para empezar, no es algo nuevo que comenzó con el cambio de nombre de la matriz de Facebook a Meta. Aunque, sí conviene resaltar que esto disparó el foco de atención en esta tecnología.

En términos generales, el metaverso puede definirse como un mundo virtual donde cada persona contará con un usuario y un avatar personalizado que podrá interactuar con otros avatares, así como también convivir en una realidad paralela a la realidad física que conocemos.

Sin embargo, es importante mencionar que el metaverso que se aspira alcanzar y que aparece en las películas de ciencia ficción, aún no existe. Lo que sí existe son muchos mundos virtuales, pero que aún no están interconectados. 

¿Cómo es el nuevo metaverso español?

Ahora que entiendes mejor qué es el metaverso, nos concentraremos en el primer metaverso español, donde cualquier usuario podrá adquirir una “parcela” completamente personalizable.

La adquisición de esta parcela se efectuará mediante tokens no fungibles, mejor conocidos por sus siglas en inglés: NFT. De esa manera, podrá constituirse una especie registro de propiedad respecto al “bien” adquirido.

Ahora bien, el objetivo de adquirir una de estas parcelas virtuales puede variar mucho. Hay quienes quieran desarrollar su propio negocio virtual para vender sus productos reales o virtuales, ofrecer servicios y/o competir y organizar eventos de eSports o gaming, entre otros.

También puede interesarte: ¿Cómo tener una e-commerce internacional?

¿Cómo se combina el mundo de los vídeojuegos y los eSports con la economía virtual del metaverso?

Desde hace un tiempo se ha visto cómo videojuegos como los Sims o Second-Life proponen una especie de realidad virtual donde las personas puede hacer actividades paralelas a la realidad física.

Esta evolución del sector hasta lo que hoy conoces como el metaverso es una idea que ha venido para quedarse y que marcará, sin duda alguna, un hito importante en el mundo de los videojuegos y los eSports.

Si llevamos la realidad de la economía virtual al gaming y los eSports, encontraremos que, por ejemplo, existen juegos donde los usuarios ganan premios por sus logros en forma de NFT o en criptomonedas. Al final, estos activos pueden alojarse en el wallet o venderlos al precio del mercado.

Estos son los populares juegos play-to-earn, de los cuales muchos de los metaversos que existen están basados en tecnología blockchain. Puesto que, como te comentábamos, se necesitan criptomonedas o NFT para efectuar transacciones dentro de los mundos virtuales.

Desde luego, si partimos de la base de que este tipo de juegos tienen sus propios metaversos basados en criptomonedas y tokens nativos, podemos deducir cuáles son las implicaciones que derivarán de estas transacciones virtuales, así como las que derivarán de la recepción de activos y recompensas in-game.

¿Cuál es el rol de las criptomonedas en el metaverso?

El ecosistema de las criptomonedas también forma parte de este cambio de paradigma y funciona como un puente para que el mundo de los eSports y el gaming se potencien. 

Los juegos del futuro incluirán tecnología blockchain, primero con los NFT y luego con las monedas propias, aspectos que encajan perfecto con las criptomonedas.

Según Vidal Scasso, las criptomonedas se encargarán de facilitar la vida a los usuarios, así como los empoderará dentro del metaverso para disfrutar de una forma rápida, confiable y transparente de potenciar el valor que generen en él.

Sin embargo, el experto encuentra un cierto problema que es, más que todo, de carácter ideológico: los usuarios buscan lo descentralizado y Meta no lo es. Si el público puede escoger entre lo centralizado y lo descentralizado, rápidamente se irá por la segunda opción. Y es ahí donde otros proyectos blockchain cobran relevancia.

También puede interesarte: España Digital 2025: guía básica

¿Cuál es el papel que juega Hacienda dentro de lo que será la nueva economía digital?

Como es de esperarse, el mundo virtual del metaverso dará pie a transacciones que, en mayor o menor medida, constituirán hechos imponibles que ameriten gravarse.

Aun así, todavía no existen pronunciamientos por parte de la Dirección General de Tributos (DGT) respecto a la tributación en el metaverso. Sin embargo, donde sí existen consultas al respecto es del mundo de las criptomonedas.

Para ayudarte a entender mejor cuál sería el papel de hacienda en la economía digital del metaverso, te compartiremos dos ejemplos:

  • La compraventa de criptomonedas podrá generar ganancias o pérdidas patrimoniales de la misma forma en que lo haría una acción del mercado. Siendo así, deberá incluirse la transacción en la base del ahorro de la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que corresponda. Deberá tributarse, según la escala aplicable a las rentas de ahorro, un tipo marginal de, máximo, 26%.
  • Respecto a la venta de parcelas del nuevo metaverso español, el artículo 7 de la Ley del Catastro Inmobiliario define lo que se entiende por inmueble urbano, entendiéndolo como aquel con servicios de infraestructura urbana y que esté ubicada en el núcleo poblacional. En ese sentido, y de acuerdo al metaverso español, ¿el suelo virtual podría encajar con esta definición? 

De este último ejemplo podríamos decir que pareciera que el suelo virtual no encajara con la definición de inmueble urbano. Pero, de cualquier forma, se necesita una categoría que permita determinar si algún rendimiento obtenido del alquiler de la parcela virtual pudiera ser considerado como rendimiento del capital inmobiliario o no.

Ahora, considerando todo lo anterior, no es de extrañar que, en un futuro cercano, la DGT comience a emitir resoluciones respectos las potenciales transacciones o adquisiciones en el metaverso.

¿Cómo podrán entenderse Hacienda y el metaverso en la nueva economía digital?

Otras preguntas que conciernen a la intervención de Hacienda en la nueva economía digital serían, ¿cuán se devengaría el hecho imponible?, ¿cuáles mecanismos implementará la Agencia Tributaria para controlar las transacciones efectuadas en el mundo virtual? Y muchas más.

Pero, también caber destacar que el metaverso no está libre de polémica, pues aún están en proceso el establecimiento de las leyes que lo regirían. ¿Cómo se regularían las transacciones?, ¿las personas se comportarían de igual forma en el metaverso y en el mundo real?, ¿pueden equipararse las situaciones legales virtuales con las reales? Y, de ser así, ¿se debería?

A decir verdad, las respuestas a esta lista de preguntas aún están creándose y son las que marcarán el camino para que los usuarios gocen de seguridad jurídica y operen dentro de un marco normativo configurado al mundo digital.

También puede interesarte: ¿Qué es el Impuesto sobre las Transacciones Financieras?

¿Quieres saber más sobre el destino de la economía digital y la transformación digital de las empresas? Suscríbete a nuestro blog en TAS Consultoría donde todas las semanas subimos contenido actualizado. Y estás buscando asesoría para llevar a tu empresa al siguiente nivel, contacta a nuestros expertos y agenda una cita a través de tasconsultoria@tas-sl.es

Encuentra aquí

Los contenidos que necesitas

para instalar tu negocio en España.

¿Qué te ha parecido este contenido?

0 0 votos
Article Rating
Suscribirse

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los campos obligatorios están marcados con *

Notify of
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios