¿Cómo crear un plan de negocios?

Uncategorized Laisser un commentaire   Publicado el por Jonatan Carbonell

Hacer un plan de negocio es un requisito a la hora de iniciar un emprendimiento. Es un documento fundamental para la maduración de un proyecto y la obtención de financiación externa. Si nos vamos a las definiciones, hay muchas, pero en términos simples, el plan de negocio, es una herramienta para la visualización y presentación de un proyecto, donde se definen los objetivos y las acciones estratégicas para concretarlo.

Por lo tanto, el plan de negocios debe ser impecable, tanto en el fondo como en la forma, basándose en una metodología rigurosa para construir un plan de negocio sólido.

¿PARA QUIÉN Y POR QUÉ?

Un plan de negocio es un documento de referencia cuyo objetivo es presentar en su totalidad un plan, para crear o hacerse cargo de un negocio. Se trata de explicar, de la forma más didáctica posible, el modelo económico de tu empresa, el tipo de producto ofertado, tu estrategia a mediano y largo plazo o tus fuentes de financiación. En definitiva, el plan de negocio debe convencer a un observador externo de la viabilidad de tu proyecto, de la adecuación de tus habilidades y finalmente, de la realidad de tu motivación.

El plan de negocios no es una herramienta de marketing y tampoco está destinado a tus futuros clientes. Este documento está destinado principalmente, a personas que aceptarán seguirlo y apoyarlo económicamente, es decir, a bancos u otros inversores (business angels, futuros socios. entre otros). El requisito de legibilidad requiere que te limites a un cierto volumen: más allá de 15 o 20 páginas en formato A4, tu documento perderá su eficacia considerablemente.

¿PARA QUÉ SE DEBE UTILIZAR EL PLAN DE NEGOCIOS?

Esta es la primera pregunta que debes responder porque un plan de negocio puede usarse para muchas cosas: obtener financiamiento; encontrar a un compañero; solicitar un inversor; vender un negocio; etc.

Por un lado, dependiendo del objetivo, el interlocutor no será el mismo, pero además, los objetivos de los interlocutores son diferentes en función de la naturaleza de su relación con tu empresa. Claramente, tu plan de negocios no debe presentar las mismas cosas si tienes diferentes objetivos, debes adaptarlo a cada uno de los interlocutores a los que presentarás tu plan, estructurando y destacando aquello que más le importa a la persona que lo verá.

LOS PASOS

La construcción del plan de negocio generalmente sigue un razonamiento lógico, que demuestra paso a paso que el plan de negocio está construido y es viable.

No existe una regla estricta en la presentación del contenido del plan de negocio. Lo importante es respetar una cierta lógica. Cualquiera que sea el orden elegido, debe incluir los siguientes puntos, pero se podrían agregar otros elementos para proyectos más grandes. 

EL RESUMEN EJECUTIVO

Tu plan de negocio debe comenzar con una presentación sintética y de “ventas” de tu proyecto. Esta presentación, que no debe exceder de una o dos páginas, debe hacer que tu interlocutor quiera seguir leyendo y se interese por tu proyecto. Para eso, debe comprender de inmediato de qué se trata. Es “el momento del descubrimiento”. ¡Sopesa tus palabras, para despertar el interés del lector y animarlo a seguir leyendo más allá del resumen ejecutivo!

TÚ Y TU EQUIPO

La presentación del líder del proyecto (es decir, tú) o del equipo fundador debe hacerse con el mismo cuidado que la redacción de un Currículum Vitae de contratación, enfatizando todo lo que, en tu experiencia pasada, está ligado en un camino gratificante al proyecto en cuestión. Esta presentación debe ser “impactante”. En algunos proyectos, la personalidad del creador o la presentación del equipo es tan importante como el proyecto en sí. Y si sois más de uno, ¡insiste en la complementariedad del equipo!

LA PRESENTACIÓN GENERAL DEL PROYECTO

En esta etapa, puedes hablar sobre la génesis de tu proyecto: ¿cómo y por qué se te ocurrió la idea? ¿Cuáles son las motivaciones que te impulsan a iniciar este negocio? ¿Cuáles son los objetivos que persigue? ¿Cuáles son los activos para el éxito? Todos estos, darán un contexto y cautivarán a tu interlocutor.

ESTUDIO DE MERCADO

Para desarrollar un plan de negocio sólido, se deben analizar tres elementos principales en el marco de un estudio de mercado:

  • La oferta: es necesario identificar la oferta disponible en el mercado objetivo. Los competidores son el componente esencial. Es importante saber cuántos competidores hay en el mercado, la variedad de su oferta y los precios cobrados. Hay que comprender su estrategia comercial y operativa, porque es fundamental entender mejor la oferta existente en el mercado.
  • Demanda: también es fundamental realizar un estudio detenido de los clientes objetivos, sus hábitos de consumo, su presupuesto medio, sus expectativas no cumplidas, etc.
  • Un potencial fallo de mercado: la identificación de una o más necesidades no satisfechas por la competencia permite determinar las ventajas competitivas que puede explotar tu propia empresa.
  • Para identificar tu mercado objetivo, hay que conocer primero a los clientes, competidores y otros actores del mercado. La regla es simple: para crear mi plan de negocio, debo ser capaz de comprender las expectativas concretas de mis futuros clientes.

LA PARTE ECONÓMICA 

Tiene varias partes:

  1. Una presentación de los productos y servicios que ofrecerá. Cuida que sea completamente comprensible, ¡evita usar una jerga demasiado específica!
  2. Una presentación del modelo económico (o modelo de negocio) que vas a adoptar: describe cómo la empresa entrega y comparte valor con todas las partes interesadas.
  3. La estrategia que has elegido para entrar en un mercado y desarrollar este negocio: la segmentación del mercado, la elección del producto/mercado, el posicionamiento retenido en relación con la competencia, así como las decisiones de marketing que se han tomado (producto, política de precios, distribución y comunicación).
  4. Ingresos proyectados, confiando tanto como sea posible teniendo en cuenta elementos tangibles.
  5. Los medios a implementar para alcanzar esas previsiones de ventas: explica de forma concreta cómo operará la empresa, cómo, con qué y con quién.
  6. La redacción de este apartado debe ser la ocasión para visualizar el mercado futuro de la empresa, desglosando el proceso operativo y poniendo en paralelo los equipos, la mano de obra y demás medios, en particular los intangibles, que sean necesarios.

LA PARTE LEGAL 

La presentación del régimen legal de la nueva sociedad debe servir para explicar y justificar la elección realizada, presentar la distribución del capital y las competencias resultantes.

Esta parte debe ser objeto de un archivo separado para recopilar todos los documentos de respaldo y no sobrecargar el plan de negocio. 

LA PARTE FINANCIERA

Incluye todos los elementos que traducen la parte económica en términos financieros. Su composición dependerá naturalmente del sector de la actividad y del potencial de desarrollo de tu proyecto.

A modo de indicación, para convencer a un inversor, aquí están los elementos financieros que se encuentran frecuentemente en un plan de negocio:

  • La tabla de inversiones: Que indica el precio de compra de las inversiones, su fecha prevista de adquisición, la duración de la depreciación contable y la dotación anual por amortización que supongan para cada uno de los tres primeros ejercicios.
  • El plan de financiación inicial: Que indica el capital a captar para poner en marcha el proyecto en buenas condiciones. Para identificar correctamente todas las necesidades de financiación sostenible (para comparar los recursos financieros sostenibles necesarios), se debe realizar un análisis y un cálculo exhaustivos para determinar correctamente la cantidad de capital y de trabajo requerido.
  • La cuenta de resultados de los tres primeros años: Que permite juzgar la rentabilidad futura de la nueva empresa.
  • El plan de flujo de caja de 12 meses: Esta tabla permite, en un período relativamente corto, asegurar que la nueva empresa siempre podrá, en base a lo razonablemente previsible, cumplir con sus compromisos financieros.
  • El cálculo del punto de equilibrio: Es importante conocer la facturación que la empresa debe alcanzar imperativamente para cubrir todos sus gastos y determinar el momento en que se alcanzará dicho umbral. Más allá de eso, la empresa comienza a generar ganancias.
  • El plan de financiación a tres años: Este cuadro es necesario para valorar la evolución prevista de la estructura financiera de la empresa a medio plazo, porque una buena estructura financiera es una de las condiciones para la sostenibilidad de las nuevas empresas.
  • La tabla de rentas vitalicias y crediticias (si hay un préstamo a medio o largo plazo): Se debe conocer el desglose de las amortizaciones de los préstamos es necesario para alimentar la cuenta de resultados (cargas financieras) y el plan de financiación a 3 años (amortización del capital prestado).

Para estos dos últimos apartados, que son bastante técnicos y que deben estar bien analizados y desglosados, puedes valerte de un consultor o asesor de negocios en el que confíes para que puedas tener una gran ventaja a la hora de presentar tu plan de negocios.

EL DOCUMENTO Y LA PRESENTACIÓN

Como tal, el plan de negocios debe estar bien presentado, debe ser fácil de leer y tener coherencia para su comprensión. Así que, en primer lugar preocúpate por resaltar tu idea y cuidar la redacción, a continuación algunas recomendaciones para eso:

  1. Manténlo simple. Evite una jerga demasiado técnica, todo el mundo debería poder entenderlo.
  2. Aunque debe manejarse un lenguaje sencillo, debes ser experto en el tema que vayas a desarrollar y estar bien documentado. Selecciona la información más relevante, etiqueta tus documentos. Sé específico, evita las conjeturas. 
  3. Estructura tus comentarios y haz fluido el texto, vinculando tus ideas de la manera más natural posible. 
  4. Cuida la ortografía, airea tu texto y aligera al máximo los párrafos complicados. Recuerda que siempre es mejor calidad que cantidad. No olvides también, colocar imágenes en el documento para que las personas puedan tener referencias.
  5. No dudes en hablar sobre los problemas que puedas tener y las preguntas que se te han generado. Pregúntate a ti mismo, ¿tengo credibilidad? demuestra que te has anticipado bien. 
  6. Por último, mantén un tono optimista y motivado, pero no demasiado estilizado.

PUNTOS CLAVE:

A modo de resumen, recuerda que el documento de plan de negocio debe estructurarse en torno a 5 grandes ejes: 

  • Presentación del proyecto 
  • Estudio de mercado 
  • Presentación de los productos y servicios ofertados
  • Presentación de la estrategia
  • Datos financieros

Y lo más importante de todo, prepara tu speech o presentación oral, aporta comentarios a los datos que incluyes en el documento, habla con naturalidad y destreza para que transmitas confianza. Una vez tengas eso, tienes el 80% de tu presentación de plan de negocio ganado.

En el plan de negocio se debe plasmar detalladamente las preguntas ¿por qué? ¿para qué? ¿cómo se alcanzará?, la motivación y diferenciación de tu proyecto con la competencia; esto, debido a que la idea es agregar valor al mercado con tu proyecto. 

Este documento te servirá como guía para no perder el norte en el proceso de evolución de tu negocio. Por esa razón, debe estar en constante actualización, si estás iniciando de cero un emprendimiento revisalo dos y tres veces, muéstralo a tus socios, compáralo con tu competencia y pide opiniones, si así lo requieres. Si más bien ya eres todo un empresario y tu negocio ya lo conoce en el mercado, realiza una actualización del documento anualmente y analiza la estrategia utilizada, los objetivos alcanzados y posibles financiamientos o inversiones para el proyecto.

¡Ya estás listo para crear tu plan de negocio! 

No olvides: ábrete a posibles cambios, utiliza tu ojo analítico y ¡manos a la obra!

 

Publicado el por Jonatan Carbonell

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TAS Consultoría - Asesoría fiscal, contable, laboral & Creación de empresa en España

Pasos y trámites para crear una empresa en España