Emprender e interculturalidad: implantarse en España sin cometer errores

Creación y gestión de negocio Laisser un commentaire   Publicado el por Jonatan Carbonell

img-intercultu-esp

La diversidad cultural, un aspecto fundamental

Cuando elegimos implantarse en el extranjero, hay que tener en cuenta muchos aspectos ya que cada país funciona de manera distinta en cuestiones de fiscalidad, seguridad social, trámites, gestión etc.

Pero ¿qué sucede con la interculturalidad? A menudo los emprendedores lo descuidan cuando es un aspecto imprescindible para conseguir una implantación con éxito. Por eso es fundamental llevar a cabo todo el proceso adaptándose a la diversidad cultural y aceptar las diferencias aportando al mismo tiempo su propia visión.

Una vez implantado, el management adaptado a la diversidad cultural parece ser una de las llaves del éxito en el extranjero. Es importante inicialmente estar abierto y escuchar al equipo y/o interlocutor pero, sobre todo, evitar juzgar.

Las llaves de un management intercultural eficaz:

Para conseguir un buen management en un nuevo entorno, y trabajar con un equipo nuevo en España, hay que tomar en cuenta algunos aspectos.

En primer lugar, hay que adaptar sus métodos de trabajo a la cultura española y, sobre todo, poder entender las situaciones y evitar los malentendidos. Es también importante ser atento y escuchar lo que uno dice para poder crear autenticas relaciones de confianza.

Tomar en cuenta la diversidad cultural y la heterogeneidad del país:

Para ser un buen manager en una sociedad multicultural es importante tener cuidado al no generalizar. España es un país dividido administrativamente en Comunidades Autónomas cada una con sus propios recursos y costumbres. Informarse previamente sobre la región y las tradiciones locales que pueden ser diferentes es fundamental.

Hay que tener presente que España no es un país homogéneo, sino una suma de regiones en las cuales no se trabaja de la misma forma, y respecto a las cuales conviene tener un enfoque específico no solamente desde el punto de vista cultural sino también legal. Apoyarse al principio en sus contactos in situ o representantes locales podría ser una opción: hace falta tiempo para adaptarse y entender los mecanismos culturales. Por eso es importante tener buenos consejos locales, que les van a guiar para evitar los errores.

La toma de decisión y la distancia al poder:

Las decisiones suelen tomarse por parte de la dirección de la empresa para delegarse posteriormente a los empleados. Sin embargo, durante las reuniones lo normal es que todos puedan participar y dar sus ideas en cuanto a los proyectos en curso.

En general, no les gustan las situaciones de competencia, Así pues, conviene evitar en la medida de lo posible que los empleados compitan unos con otros. Normalmente con el tiempo en las empresas se crean relaciones laborales y/o de amistad generando un buen ambiente de trabajo. Se están acostumbrando a trabajar juntos y a desarrollar fuertes relaciones.

La percepción del tiempo:

España y Francia tienen perspectivas respecto al tiempo diferente. En efecto, en España el proceso de negociación de una fecha por ejemplo será más importante que la elección de la fecha en sí. El aspecto relacional tiene una vez más gran importancia.

Generalmente son muy flexibles en términos de horarios y es muy importante para un management exitoso saber adaptarse al ritmo colectivo: los horarios de trabajo no son los mismos, sobre todo los de las comidas que suelen ser aproximadamente de desde dos horas más tarde que en Francia. Así pues, en esta materia, será entonces muy difícil poder aplicar las normas de organización francesas.

Comunicación y relaciones:

Saber hablar y manejar la lengua es esencial pero no solo. Efectivamente, no se habla el mismo español en España que en América Latina, por ejemplo, donde el lenguaje es a menudo más formal y la distancia jerárquica en el mundo laboral más importante. El uso del ‘usted’ no es siempre de rigor entre colegas en España, las relaciones son más informales.

Los españoles dan una gran importancia al carácter de la persona con quien trabajan y/o hacen negocios. Van a necesitar un poco de tiempo para conocerla. Las buenas relaciones personales son por tanto muy importantes en las relaciones laborales.

En conclusión…

Para un management intercultural exitoso es fundamental ser adaptable a su nuevo entorno de trabajo y tomar en cuenta la diversidad de culturas que forman el equipo de trabajo con el objetivo de asegurar la cooperación pese a las diferencias, con el fin de potenciar los recursos que ofrece dicha diversidad.

 

Publicado el por Jonatan Carbonell

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TAS Consultoría - Asesoría fiscal, contable, laboral & Creación de empresa en España

Pasos y trámites para crear una empresa en España